30 de enero de 2013

Nosotr@s y los miedos...

El miedo forma parte del conjunto de sentimientos que los seres humanos experimentamos y que con mayor o menor suerte enfrentamos...  Algun@s solemos usar de escudo un arma que nos ayuda a plantarle cara, la literatura. 
Ya conté varias veces que de chica me encantaba leerles historias de terror a mis hermanas y primas (costumbre que todavía conservo, pero claro que con público renovado) y semblantearlas para ir viendo sus reacciones. Les leía cuentos hasta en el baño... "El ahijado de la muerte", "El trasgo de Adachigara" y varios etc eran mis favoritos...
Siempre me resultó fascinante también observar el interés que despertaban estas historias en mis alumn@s... En cuanto saco el tema a colación el ambiente se empieza a poblar de lobizones, espectros, vampiros y lloronas... Sin duda el miedo es uno de nuestros temas... Dice María Teresa Andruetto en la introducción al libro de cuentos "La mujer vampiro":
"Me parece que las historias de miedo nacen de la necesidad de hablar de esos miedos, de enfrentarlos  a través de las palabras. Porque las palabra, que a veces nos asustan, también pueden curarnos.
Desde aquellos tiempos remotos en que nacieron estos cuentos hasta el presente, el miedo de los hombres ha tomado diversas formas: demonios que nos visitan para ponernos a prueba o proponernos inquietantes pactos, como la Salamanca, personas que se transforman en animales, como en la historia aquella del lobizón, personas que comen a otras personas, como los ogros y las brujas, personas comunes que se vuelven monstruosas a causa de de una pócima o un  maleficio... Pero son los muertos que regresan a visitar el mundo de los vivos bajo la forma de vampiros p fantasmas o zombies, los habitantes privilegiados de estas historias, Porque la muerte, más que ninguna otra cosa es el gran miedo de los hombres.
Creo que los cuentos de miedo cumplen una función importante en nuestras vidas, porque nos enseñan a pensar sobre aquello desconocido que tememos. Y que tener miedo también es importante, porque ése es el sentimiento que advierte a los humanos el peligro, el sentimiento que nos dice que debemos cuidarnos.
Es importante atravesar los miedos, aprender a caminar por ellos, para sacarlos de nosotros, para hacer que- de tanto contarlos- alguna vez se vayan a otra parte".
Autores como Edgard Alan Poe o Lovecraft se cuentan entre mis preferidos. Saber narrarlos es otro gran desafío... Acá el maestro Laiseca narrando "El caso del Sr. Waldemar"

Para niños me gustan los de María Teresa Andruetto, en el libro que ya nombré más arriba y uno que leímos con mis alumn@s el año pasado:"Cumple Zombi" de Alberto Pez (recomendado para más pequeños por su acertado manejo del terror y el humor en dosis  equilibradas).

















Este es el "Benito Quiroga" de Cumple Zombi que armaron l@s chic@s con distintos materiales de "ferreteria"...





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...